viernes, 13 de febrero de 2009

Qué clase de inculto eres: ¿de ciencias o de letras?

(Aquí también han quedado interesantes comentarios)

-------------
Asociar cultura a las humanidades es un tópico demasiado extendido.

Tanto por parte de los de letras, que suelen exhibir con cierta petulancia su superioridad cultural, como por parte de los de ciencias que suelen ignorar, cuando no despreciar, dichas disciplinas. Actitudes que son recíprocas.

Estas discusiones son estériles porque lo único que demuestran es contumacia intelectual e
ignorancia manifiesta. Por ambas partes. Como si fuera imposible conciliar ambas líneas de estudio o fueran compartimentos estancos o fueran excluyentes. Como si fueran diferente cosa. Son la misma cosa.

El de letras que desprecia las ciencias porque dice que no las entiende, no las ha estudiado o considera que no sirven para nada porque en su vida diara no necesita aplicarlas, está renunciando voluntariamente a gran parte del conocimiento humano y, por tanto, a compender el mundo que nos rodea.

El de ciencias que desprecia las letras porque no responden al método científico, o no tienen una aplicación práctica -o la que tienen es estética y, por tanto irrelevante-, o porque no exploran los confines del razonamiento teórico, o porque no dan de comer, también renuncia a gran parte del conocimiento y, por tanto, a comprender al ser humano que habita el mundo que nos rodea.

No haremos apología del espíritu del Renacimiento ni del filósofo clásico, figuras que exploraban tanto el mundo del arte como el de la ciencia. Los sistemas educativos restrictivos y la cantidad de conocimientos nuevos hacen casi imposible saber de todo.

Pero sí condenaremos las posturas excluyentes que nos autocondenan a la ignorancia en muchas materias.

Cuando un estudiante de 15 años renuncia voluntariamente a considerar las matemáticas como materia digna de consideración, comete un error que le acompañará toda la vida; igual que si renuncia a la lectura porque se aburre. En ambos casos cierra puertas a su desarrollo intelectual y se autolimita innecesariamente.

Cuando un adulto utiliza como argumento "es que soy de letras" o "es que soy de ciencias" para justificar su ignoracia en alguna materia, demuestra haber perdido su interés por aprender y su curiosidad intelectual.

Si alguna responsabilidad tenemos como divulgadores, profesores, estudiantes, padres, educadores, políticos, ... la más importante es la de eliminar los prejuicios que sobrevuelan el conocimiento, entendido éste sin limitaciones arbitrarias e injustificables, y la de transmitir la importancia de la adquisición de conocimientos de todas las áreas para formar personas más libres y capaces.

Utilicemos la globalización en nuestro beneficio, no en nuestro desmedro.

37 comentarios:

  1. Pues sí, tienes razón, aunque creo que salimos perdiendo los de ciencias, por dos cosas.
    Primero porque las ciencias son "menos cultura" y segundo porque casi cualquiera de ciencias lee, va al cine al teatro, escucha música... pero nadie de letras le da por las matemáticas y cosas así.
    Buena entrada
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me libraron de una muy buena cuando me dieron la opción de pasar de las matemáticas para siempre.

    No encuentro ningún problema en focalizar nuestros estudios hacia nuestros propios gustos personales. Además, por eso mismo que mencionas de la globalización es por lo que creo que cada persona puede permitirse el lujo de hacerse un experto en la materia que más le interese para después complementarse con el resto de individuos. Siempre se le echa más ganas a aquellos asuntos que realmente te gustan.

    No creo estar profanando a ningún teórico porque ya haya olvidado como se hacía una ecuación.

    ResponderEliminar
  3. Una ecuación, no, pero vivimos rodeados de cuentas durante toda nuestra vida.

    Recuerdo hace mucho tiempo, en no se que serie de televisión, a un niño que no le gustaban las matemáticas. Decía, yo de mayor voy a ser millonario, no me hace falta saber cuentas, contrataré a un contable que las haga por mi.

    A lo que el padre le contestaba: si el contable sabe hacer las cuentas y tu no, tu contable se hará rico y tu no.

    Se me quedó grabado, pero no consigo recordar la serie.

    no creo que a nadie le disguste que no haya leído nada de Camilo Jose Cela, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  4. La cita da que pensar. Sin embargo, insisto en que no es necesario y me parece bastante imposible abarcar todo el conocimiento.

    ¡Por un contable honrado, hombre ya!

    ResponderEliminar
  5. Cuánta razón...

    Y te lo dice uno que es de la subespecie de humanidades. Sé que siempre va a ser un "handicap" en mi vida haber sido tan nefasto en matemáticas y tener tan poco interés en los números... por no hablar de la química, etc...

    ResponderEliminar
  6. Otros directamente decimos que somos de la ESO y justificamos nuestro desconocimiento de ciencias y de letras

    ResponderEliminar
  7. Cuánta razón tienes. Yo estoy hasta las narices de ver cómo colegas de profesión no saben juntar cuatro palabras para que formen una frase.

    Y más cansado todavía de ver que los de la élite artística (los culturetas, vamos) dicen que somos unos incultos por no conocer a ese cineasta tailandés que tanto mola.

    ResponderEliminar
  8. Por desgracia, peco de ignorante de letras en una serie de aspectos.

    Sin ir más lejos, mi madre estudió Geografía e Historia, solemos hacer bastantes viajes, visitamos iglesias,capillas,catedrales...monumentos históricos.
    Más de una vez me he dejado en autoridículo, no se diferenciar románico de barroco, neoclásico ... Y se que lo mio se cura leyendo.

    La cabra tira pal monte, y no salgo de la misma lectura de siempre.

    ResponderEliminar
  9. Hacía mucho tiempo que no leía algo tan claro, conciso y ecuánime como tu entrada.

    Para mí las cosas no son blancas o negras,afortunadamente existe el gris. Sin embargo encontrar gente que sea capaz de ver más allá, y de valorar aquello que no es "lo suyo" no es nada fácil.

    Tu alusión al Renacimiento para explicar que el hombre no tiene porque ser de ciencias o letras no ha podido ser más acertada. Ellos sí eran inteligentes, pero no por conocer las distintas materias que hoy separamos de manera indiscutible para algunos, sino porque tenían la sabiduría de valorarlas, conocerlas e intentar aprenderlas.

    Sólo puedo decir que tu entrada debería leerla mucha gente que se considera muy erudita o inteligente.

    ResponderEliminar
  10. Aunque está muy de moda establecer analogías, me temo que en éste caso se ha acelerado usted demasiado.

    Es cierto que, desde las ciencias, se siente abierto desprecio hacia disciplinas como el psicoanálisis, la homeopatía, y demás. Ésto nada tiene que ver con la incultura, si no más bien todo lo contrario (la cultura es imprescindible para formarse una opinión sólida); la mayoría de los científicos que conozco (exclúyanse los ingenieros) saben exactamente por qué sienten ese desprecio, e incluso la mayoría hemos estudiado las bases de dichas disciplinas antes de ponerlas a parir.

    Por otro lado, la incultura del "humano medio de letras" es muy superior a la incultura del "humano medio de ciencias". Es cierto que muchos no sabríamos enumerar diez autores flamencos del siglo XVII, pero tamibén es cierto que muchos "de letras" no sabrían describir el ciclo de Fritz-Haber, por ejemplo, que sería una pregunta más o menos equivalente.

    Lo grave es que ante dos preguntas también equivalentes cómo "enuncie el primer principio de la termodinámica" y "¿sabe usted leer?", los de ciencias llevamos, claramente, una grandísima ventaja.

    En resumen, que es casi imposible encontrar a un científico que no tenga ni idea de "letras", pero es muy frecuente encontrar a alguien de letras que no sepa ni quiera saber nada de "ciencias".

    La situación nada tiene de simétrica.

    ResponderEliminar
  11. Conozco poca gente "de ciencias" con estudios universitarios que desprecie la cultura "de letras" (que no lean, vayan al cine, sepan algo de arte, de historia) y bastante gente "de letras" con estudios universitarios que desprecia-ignora la cultura de ciencias (no leen nada de divulgación, no saben ni lo más elemental de física o biología, aunque sólo sea para que no les engañen al venderle algo que no puede funcionar, creen en el horóscopo y en la homeopatía, creen que todo es opinable y que "los de ciencias" somos unos arrogantes por hacer afirmaciones no discutibles de tipo "las piedras caen para abajo"). Es más frecuente, en mi entorno, haber elegido ciencias por que te gustan y letras porque no puedes con las ciencias que lo contrario.
    Al menos es lo que he observado. Y basándome en eso afirmo que las actitudes de los de ciencias-letras no son intercambiables.

    ResponderEliminar
  12. Algunos de letras leemos sobre física, sobre medicina, biología, informática (resulta que algunos sabemos programación web, ¡ay dios mío, programadores de letras, el fin del mundo!), etc.; a lo mejor no a un nivel tan técnico... Pero tampoco creo que los de ciencias se acerquen a las letras de manera erudita.

    Creer que ser inculto en letras es no conocer cuatro autores flamencos o tal director tailandés es no tener ni idea de lo que pasa. Ser inculto en letras es, por ejemplo, no saber qué fue el crack del 29, y me lo encuentro más a menudo de lo que me gustaría. No tenemos que meternos en materias de arte (ya sean plásticas o literatura o lo que sea), basta con algo tan básico -en tanto que obligatorio en eso y bachillerato- como la Historia para darse cuenta de lo que pasa.

    Pero, en definitiva, creer que los de letras no sentimos amor por la ciencia es una generalización vana, en el sentido de que, sencillamente, aquel que no tenga amor por el conocimiento simplemente se atendrá a las cuatro tonterías que se le antojen y hala, a sacarse una carrera como buenamente podamos y probablemente acabar de profesores de secundaria estropeando nuevas generaciones. Tanto en ciencias como en letras.

    ResponderEliminar
  13. Los conocimientos de letras están muy bien y son tan respetables como el resto de pasatiempos. La historia, la pintura, la literatura, las teleseries o la petanca son dignos de estudiar y practicar, pero de ahí media un abismo a los saberes que nos da han proporcionado los vehículos a motor, la telefonía, las redes de ordenadores, la medicina, los medicamentos etc.

    ResponderEliminar
  14. Sin la Historia, ni siquiera sabrías qué han aportado las ciencias.

    ResponderEliminar
  15. Diez pintores flamencos del XVII no, pero todo el mundo conoce a Rembrandt y a Rubens, sea de ciencias o sea de letras.

    Otra cosa que no se ha mencionado es la educación. Al finalizar el instituto el estudiante de letras ha estudiado letras, mientras que el de ciencias ha estudiado lo mismo que el primero además de sus asignaturas propias. Y lo más cachondo es que la nota media de los alumnos de ciencias en las asignaturas de letras son más altas que las de los de letras.

    Angela, por cierto, que los programadores web dudosamente pueden compararse con los programadores de verdad.

    ResponderEliminar
  16. Ángela, no he dicho que tenga que suprimirse la historia y defiendo que es un conocimiento muy respetable, lo mismo que muchos otros que no tienen su desproporcionada consideración. Sólo digo que es un hobby y nada más. Ah, y la mitad de los que formularon ecuaciones famosas solo conocemos el nombre y solamente porque las ecuaciones de marras llevan su nombre ¡pero funcionan igual sin conocer sus anécdotas!

    Por cierto, que si vas a defender las letras, harías bien en escribir tu propio nombre sin faltas de ortografía.

    ResponderEliminar
  17. Anda coño, no sabía que los de ciencias dieran Historia del Arte e Historia Contemporánea, Geografía, Latín y Griego y encima superándonos a los de letras! Qué pasada!!! Un gandul será un gandul elija la rama que elija, pero eso no es razón para condenar a todos los estudiosos de una rama del conocimiento.

    Saber quién es un autor no es saber qué hizo. Saber que Rembrandt se autorretrató millones de veces no es saber por qué su obra es importante ni qué aportó a la pintura, y más aún, ¿crees que todo el mundo sabe decirme de dónde son esos dos pintores y a qué época artística pertenecen, así como su influencia en el arte español y en las relaciones internacionales del momento, o qué significa en función de la época a la que pertenece? Yo puedo saber el nombre de cuatro científicos y eso no me hace saber de ciencias, ¿verdad?

    Qué curioso. Ahora descalificamos la parte de las ciencias sobre la que alguien de letras dice tener conocimiento... Resulta que el que no pueda programar en C++ o hacer bases de datos en Oracle no implica que no sepa que no es moco de pavo, sólo era un ejemplo de interés por algo que parece asociarse únicamente a los de ciencias ;)

    Por cierto, ¿sabías que los historiadores del arte hacen cosas como estudiar el trazado geométrico de una puerta, sin ayuda de un matemático o similar? Sin duda alguna, los que tienen tantos prejuicios con respecto a las letras deberían conocer un poco más la materia para darse cuenta de que no todo es como ellos piensan. Me encantaría veros cuando nos ponemos a hablar de la diferencia de los distintos materiales de construcción; pero gracias a dios tenemos algo que parecen no tener algunos: humildad. (Y esto lo digo porque siempre hablamos de que, a la hora de intervenir en un lugar, es necesario el informe de un químico, de un geólogo o de lo que encarte, sin querer apropiarnos de algo de lo que, por las razones de cada cual, podemos tener cierta idea).

    ResponderEliminar
  18. Angela no es mi nombre :) De ahí que lo escriba como me da la gana.

    Creer que el conocimiento de la historia carece de utilidad (pues dices que sólo es un hobby) hace que me des penita. Entras muy bien en lo descrito en el post, yo me enorgullezco de que, por mi parte y la de muchos amigos -de ciencias y de letras- no sea así.

    ResponderEliminar
  19. Pau_Bur..no.2
    "...es por lo que creo que cada persona puede permitirse el lujo de hacerse un experto en la materia que más le interese para después complementarse con el resto de individuos."
    El problema viene cunado dos especialistas lo son tanto en su campo que no legan un lenguaje común con el cual poder compartir y enriquecerse con el conocimineto del otr@...
    Y no es pretender ser especialista en todo..pero si ser incansable en la curiosidad, fomentar la sed de saber.

    ResponderEliminar
  20. Ángela, ¿tú crees que Rembrandt o Cervantes crearon sus obras para que fueran analizadas o simplemente para entretener y ser admiradas? El teatro clásico es a la antigüedad lo que el cine a nuestra época, un entretenimiento. No es despreciar los conocimientos de letras, que de hecho encuentro entretenidos, sino simplemente no darles un valor que no tienen.

    De que el estudio histórico sea metódico no tengo duda, pero la filatelia también lo es, y eso no hace al coleccionista de sellos más o menos culto.

    Ah, los de ciencias sí dan historia (del XIX y XX un año), lengua española, plástica, filosofía y latín (en el sistema antiguo). La LOGSE no ha cambiado mucho esto, creo.

    Aún así, ¿podrías decirme una sola herramienta o tecnología que haya proporcionado la historia? Por otra parte el hombre de ciencias promedio tiene un conocimiento general de los campos humanísticos bastante más vasto que los que tiene uno de letras fuera de su campo específico. Pregunta a un filólogo por Vermeer, a uno de arte por el análisis sintáctico o a uno de periodismo por cualquier cosa.

    PD Las palabras esdrújulas llevan acento gráfico, sean tu nombre o no.

    ResponderEliminar
  21. Cuando hice el bachillerato, hace unos cinco o seis años, los de ciencias no daban más historia que la de España (en 2º; los de letras, en 1º, Historia Universal Contemporánea, siglos XIX y XX), no daban latín, ni griego, ni historia del arte ni geografía. Sólo lo común en la ESO.

    Y sé bastante de reglas ortográficas, gracias, o al menos lo suficiente como para permitirme la libertad de escribir un apodo como quiera; si escribo lo demás con corrección, ¿qué te hace pensar que el nombre no? Piensa sobre ello.

    Tengo amigos filólogos con los que discuto sobre las posibilidades del arte contemporáneo, amigos periodistas que pueden hablarte de la obra poética de Valente, yo misma sé bastante de gramática (estudiar inglés, francés, español, latín y griego en el bachillerato de una buena dosis de eso, que si quieres puedes perfeccionar o no), amigos filósofos que albergan conocimientos sobre arte, literatura, teorías de comunicación y mil cosas más. O bien te pasas de prepotente o bien conoces a una panda de ineptos.

    Pensar que el arte es un mero entretenimiento es pecar de miradas cortas. Pensar que los creadores sólo pretenden aliviar su ego y entretener es tener un concepto muy triste de la humanidad (aunque eso no quiere decir que no se dé).

    Una herramienta que haya proporcionado la Historia. Sin la Historia, me temo que los científicos carecerían de un registro de los logros alcanzados a lo largo de -seamos redundantes- la historia, y no podrían avanzar en sus métodos. Si el ser humano obviara la historia en todos sus vastísimos campos -ay, ¿no sabes que existe Historia de la Ciencia, y de la Economía, de las Relaciones Internacionales, de la Medicina, etc.?- me temo que no podría descubrir más que lo básico una y otra y otra y otra vez. De hecho ha sucedido, pero claro, ¿cómo vas a saberlo? :)

    Que algo no se materialice en un objeto físico susceptible de ser utilizado no implica que no sea valiosa... A no ser que te importe una mierda la gente que te rodea -o que te antecedió, incluso en tu propia familia-, sus creencias, sus costumbres y sus logros, incluyendo los científicos. A no ser que te importe una mierda entender por qué la sociedad española tiene el catolicismo tan arraigado, por qué las mujeres tienen los problemas que tienen en el campo laboral o por qué en Japón éstas administran el dinero de sus maridos. Sospecho que te importa una mierda por qué nuestra sociedad ha llegado, por ejemplo, a la crisis económica. Porque un buen repaso a la historia podría darte la respuesta. Y quizás podría haber enseñado a alguno que otro a evitarla.

    A mayor escala, ¿no es importante saber que el Holocausto sucedió, para intentar impedir que vuelva a tener lugar? Ay, resulta que tener conocimiento de las atrocidades históricas no es más que la respuesta a las preguntas del Trivial o algo interesante que añadir en una película de acción o en un videojuego, que no nos enseña nada, ni sirve para nada en el futuro, sólo para pasar un buen o mal rato, dependiendo de la sensibilidad de cada uno. Grandioso, me quito el sombrero ante ti.

    ResponderEliminar
  22. No tengo ni pajolera idea de quien fue Bernoulli, pero se resolver sus ecuaciones y un neurocirujano puede hacer su trabajo perfectamente sin necesidad de saber de la vida y la época de Ramón y Cajal mientras conozca su obra.

    Para desarrollar un trabajo científico solo necesitas conocer las teorías aceptadas actualmente, y desarrollar sobre eso. Saber que una vez se creyó que el cuerpo lo regían cuatro humores está muy bien como curiosidad, pero hoy no sirve absolutamente para nada.

    La ciencia es atemporal y, al contrario que las artes, el contexto histórico en que se desarrolló no afecta al resultado. Tenemos un corpus y eso es lo que hay, el cómo y cuándo se llegó a él no afecta en absoluto.

    Mira esto, por ejemplo:

    ¿Encuentras algo sobre la vida de Fourier en el artículo o se te ocurre a tí algún motivo por el que los hechos históricos vayan a cambiar las propiedades de la transformada?

    En ninguna escuela o facultad de ciencias se imparten teorías ya superadas pero en las facultades de filosofía no se descartan como inválidas corrientes de pensamiento estúpidas, y se repiten una y otra vez. Y esto es por una sencilla razón, esas corrientes no son más que opiniones. Algunas muy brillantes, por supuesto, pero opiniones al fin y al cabo. Así que es normal que pienses que eso de reptirse una y otra vez pueda suceder, es lo común en letras. En ciencias no.

    Mi concepto triste de la humanidad... ¿desde cuándo el arte no se hace como esparcimiento? Mucho me temo que ni Shakespeare, ni Schiller ni Cervantes escribieron sus obras con otro fin que el de entretener. Toda la pintura medieval no tiene otra motivación que decorar y aleccionar a los contemporáneos. La música se compuso para ser representada para el disfrute de los asistentes. ¿Crees que los dramaturgos del Siglo de Oro español no pensaban en llenar los corrales de comedias?

    De la aptitud de ciertos sectores, me basta encender la televisión o la radio para comprobar que cualquier gañán iletrado de la Castilla profunda tiene un habla más correcta que cualquiera de los periodistas y si coges cualquier artículo que no sea de fútbol, política o chismes puedes echarte a llorar. ¿O es que esos no representan al sector y la gran masa de doctísimas eminencias está en el paro o muda y manca?

    El caso es que las artes y las letras son asequibles para cualquiera. No se necesita conocer a un autor para disfrutar de su obra, se puede encontrar la belleza o el ingenio en un verso sin necesidad de conocer el nombre de los recursos usados o siquiera que son tales, si una pintura merece la pena provocará admiración sin necesidad de tener la más mínima idea de arte. ¿Qué alguien quiere ir más allá y dedicar a ello su vida? Bueno, también hay gente que en lugar de conformarse con ver una serie de televisión se dedica a profundizar en ella y venerarla como si de algo místico se tratara, pero eso no quiere decir que el que no sea un friki no la pueda disfrutar igualmente y entenderla.

    Esta sobrevaloración y dedicación obsesiva a lo que no es más que un pasatiempo conduce a sinsentidos como los que vemos a diario en las exposiciones de arte contemporáneo, donde bajo la excusa de que solamente los connoisseurs pueden apreciar el arte cuelan verdaderas mierdas pinchadas en un palo o el cine cultureta lleno de rollos soporíferos sin pies ni cabeza. El traje nuevo del emperador, que escribiera Hans Christian Andersen para regocijo de sus coetáneos y que hoy leemos y entendemos a pesar de no conocer ni a Andersen, ni su contexto histórico ni las figuras literarias que encierra. Ni tan siquiera hace falta saber danés.

    ResponderEliminar
  23. La historia no se reduce a "contexto histórico". Así de sencillo es rebatir lo que dices.

    El arte no tiene sólo una función. Si lo supieses, podrías entender la diversificación a la que se ha llegado a día de hoy en materia de artes plásticas -lo cual no quiere decir que lo debas compartir necesariamente-, pero para qué. Desde cuándo no se hace como esparcimiento te lo digo ya: desde las cuevas de Altamira. Algo de historia te vendría bien, ¿eh?

    No comprender las dimensiones políticas o pedagógicas [incluidas muy habitualmente en la intención del autor], por poner dos ejemplos, que pueden tener unas simples obritas literarias, dramáticas o cinematográficas... En fin, es de no haber hecho ni la ESO. Pero ¡AH! ¡¡¡¡que política y educación son también letras!!!! ¿qué importancia o valor tendrán?

    Por cierto: la ciencia, en tanto que escrita en los libros, también es asequible. Sólo hay que tener ganas de acercarse a ella, y decir que no es insultar la inteligencia de los demás.



    Acabaré con una pequeña observación: si no ves más allá de tus narices, no des por supuesto que los demás tampoco.

    ResponderEliminar
  24. Estupenda entrada, aunque coincido con el segundo comentario, el de Iñaki Abella Gutiérrez.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Ángela, supongo que como adalid de las humanidades tendrás unas nociones de retórica, por lo que no deberías recurrir a la falacia del hombre de paja con afirmaciones como "la historia no se reduce al contexto histórico".

    Te he demostrado que para la ciencia la historia no es importante, sino como una anécdota curiosa. Las teorías superadas se desechan y solo se necesitan las actualmente aceptadas. Lo que pasara o dejara de pasar no las cambia. Te puse el ejemplo de las transformadas de Laplace, que existen independientemente de quien les pusiera nombre y la historia que haya detrás no altera sus propiedades. Lo ejemplificaré con una fórmula popular: E=MC^2 es aceptada y, a diferencia de las disciplinas acientíficas, es igual de válida si no sabes quien fue Einstein o incluso si desconoces completamente la historia del siglo XX. Es más, si se hubiera formulado en el siglo IV A.d.C. o si hubiera propuesto ayer, su validez seguiría inalterada.

    Luego, supongo que cansada de vapulear al primer hombre de paja, te sacas otro de la manga diciendo que no comprendo las dimensiones políticas o pedagógicas del arte cuando escribí, y cito textualmente, "no tiene otra motivación que decorar y aleccionar". Esto sucede también con la televisión, y no por ello la ponemos en un pedestal. Cada época tiene su medio de expresión.

    Lo que está claro es que cuando las artes contemporáneas no pueden ser apreciadas por el profano es que no tienen valor más allá del que se le quiera dar a una firma.

    Sobre el arte de otros periodos -y entiéndase que no es lo mismo el cine que la pintura, por ejemplo, y la extensión del periodo que nos es ajeno difiere-, mientras que un pechero medieval se podía conmover con una piedad románica, para la sensibilidad actual resulta grotesca además de pobre técnicamente; pero es que su tallador dirigía su obra a sus contemporáneos y vivía en su tiempo, con todo lo que eso implica. Que luego haya frikis que se dediquen a indagar en lo que rodea a esa época, sus técnicas, las circunstancias histórico-políticas etc. para verlo en perspectiva, está muy bien, allá cada cual con sus aficiones, pero lo mismo que hay frikis que siguen series de televisión antiguas que nadie ve ya, como Star Trek, e indagan hasta en sus lenguas fictícias, lo mismo puede haber quien se dedique a un arte ya superado que por época no le corresponde (¿decíamos anteriormente algo de volver una y otra vez sobre lo mismo?).

    Las dimensiones políticas y pedagógicas del arte contemporáneo las debería captar hasta el más obtuso, y si no es que algo falla en ese arte. Coge algo tan críptico y abiertamente orientado a un círculo muy cerrado como la poesía de Stefan George y dásela al gran público. Cualquiera puede ver que encierra belleza, aunque no termine de captar todas las implicaciones, pero es que está dirigido a otros, unas personas muy concretas. Coge cualquier bestseller de cierto valor literario reconocido, Ian McEwan me viene a la cabeza, ¿cómo te explicas que el lego lo pueda disfrutar sin una formación previa? Te lo digo: no la necesita.

    En cuanto que se haga o no por esparcimiento, me refiero al del receptor. El grupo de Altamira posiblemente estuviera dirigido los espíritus o tótems. Que el observador al que va dirigido no exista no implica que la intención del autor no fuera ofrecérselo. Aunque también puede que tuvieron una motivación un tanto más prosaica que todas las pajas mentales de los buscadores de significados herméticos, si nos remitimos al equivalente de los aborígenes australianos.

    Que la ciencia es asequible, es bastante cierto, y precisamente eso hace aún más grave el completo analfabetismo científico de la inmensa mayoría de la gente de letras. El equivalente opuesto sería algo así como que los de ciencias sólo supieran el alfabeto y construir palabras más o menos con fluidez, teniendo dificultades para componer frases enteras.

    Lo dicho, que no se qué tiene de especial un experto en pintura flamenca del XVII que no tenga un friki de las teleseries americanas del siglo XX. Y ojo, que ambas aficiones me parecen respetabilísimas.

    ResponderEliminar
  26. Una discusion muy interesante la de estos dos personajes, aunque los dos llevan razón a su manera.

    ResponderEliminar
  27. Que las ciencias son asequibles y decir lo contrario es ofensivo es una falacia.

    Como decia un profesor de Relatividad: Si les digo que menos del 12% de Uds no son capaces de saltar 2 metros de altura ¿se ofenden? Obviamente NO. Pues no se ofendan cuando les digo que la mayoría de Uds JAMÁS lograran entender la Relatividad General.

    No olvidemos que la capacidad Intelectual ES capacidad física.

    En cuanto a lo de letras vs. ciencias. Me sabe mal que en los itinerarios de Letras no haya siquiera unos buenos cimientos de Lógica. Yo hice latín, história Antigua y Contemporanea, Filosofia y las Lenguas Obligatorias Además de sus Literaturas. La gente de letras no sabe que es un vector, un límite, un diferencial o un aminoácido.

    Y ello me apena.

    En cuanto al análisis artístico, desde el punto de vista de la comunicación: El arte es transmitir algo a alguien. Sentimientos ideas lo que sea. Lo que me llegue es el resultado de ese arte. Cuando uno habla con gente que pinta se da cuanta de lo ridículo de los análisis. (¿Y esto porqué es rojo? Pues porque me quedé sin marrón.)

    Salud

    ResponderEliminar
  28. Totalmente de acuerdo. Actualmente estudio Ing. Técnica Informática, por lo que creo que entro en el grupo "de ciencias", y personalmente tengo bastantes amigo "de letras", con los cuales siempre hay coñas de que si tú eres de letras o de ciencias, pero todo queda, creo yo, en eso: coñas.
    La gente que dice que las matemáticas por ejemplo no le valen para nada, acaba teniendo que recurrir a amigos o familiares para hacer una simple declaración de la renta, por poner un ejemplo. Cosa muy sencilla si ponemos un mínimo interés.

    Por el otro lado estoy yo, que lo de leer "novelas" de pequeño me encantaba, pero ahora mismo encuentro mucho más interesante leerme un libro sobre algún tema especializado (véase programación), que leer un libro de ficción, pero creo que esto ya entra en el ámbito de los gustos de cada uno.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  29. Ay. Esa falacia. Pues mira, es que si me dices que ciencia=atemporal en tanto que el contexto histórico no le afecta, pareces decirme que historia=contexto histórico.

    En cualquier caso, el contexto histórico afecta a todo lo que alberga, aunque no sea necesario conocerlo para entender los efectos de una fórmula o de la cura al cáncer.

    Pero eso no es lo que yo defiendo. Defiendo la historia en tanto que ella es el motor de toda ciencia. Sin historia, no habría registro de NADA. Lo superado y lo superable serían indistinguibles. No sabrías qué teoría es la que se ha desechado, se iría hacia delante y hacia atrás constantemente. Mejor dicho, no podrías estudiar. Porque la historia no es sólo lo que se estudia en la licenciatura de historia. Si no comprendes esto, no tiene sentido seguir discutiendo.

    La comprensión de la naturaleza humana no es de frikis. Si no comprendes que conocer el pasado te hace comprender mejor el presente, no tiene sentido seguir discutiendo. Porque una cosa es interesarse en lo que hacen unos personajes en una serie de televisión y otra muy distinta intentar comprender cómo pensaban y qué llevo a personas reales a realizar ciertas cosas y de la forma que lo hicieron, entre ellas la evolución de la técnica, importante para la ciencia, por si no te habías parado a pensar en ello. Conocer elementos del pasado también puede ayudar a resolver elementos del presente. Pero claro, si no entiendes el efecto que puede tener esto, no merece la pena seguir discutiendo.

    El arte contemporáneo no es sólo las frikadas que vemos de vez en cuando en televisión, en ARCO o en ciertas galerías. Si crees que sólo alberga las obras que parecen ser arte sólo porque las instituciones lo dicen, entonces pecas de ignorante.

    El disfrute de cualquier arte necesita una formación previa. Otra cosa es que no te des cuenta de que hay muchos niveles de formación. Y la televisión incluye mucho arte dentro de sí. Otra cosa es que haya quien la considere demasiado vulgar en tanto que extendida para admitir eso.

    Yo también me refería al esparcimiento del receptor, aunque el del autor no deja de ser interesante. Pero repito: el arte tiene muchísimas más funciones. La comunicativa es importante, como se ha apuntado, pero no es la única. En cuanto a Altamira, tal vez la teoría a la que, dentro de un círculo más académico, se le da más credibilidad, sea efectivamente más prosaica. Pero hay que saber del tema para saber qué teoría es, y no voy a desvelar los secretos, más sabiendo que es un conocimiento "sobrevalorado".



    Podemos dar por acabada la discusión, pues nuestros puntos de vista están claros. A mí me parece que todo conocimiento es valioso; la ciencia, es evidente por qué para todo el mundo; las letras, aparte de por elementos como la necesidad de la historia, por contribuir a la belleza (absolutamente necesaria para la vida, por si no lo sabías) y a la mejora del pensamiento individual.


    Pero como dijo irónicamente una amiga mía, ¿para qué queremos mejorarlo?

    ResponderEliminar
  30. Yo sigo sin creer en la separación de "las dos culturas" como las llamó Snow ya en los 50 (http://es.wikipedia.org/wiki/Debate_de_las_dos_culturas).
    Para mi la cultura es una (¿la tercera cultura de Brockman? (http://es.wikipedia.org/wiki/Tercera_cultura).
    Carencias de algún campo son carencias de cultura, sin más.
    También creo que se lleva a los extremos: cultura humanista no es conocer a ese director de cine tailandés tan guay, ni cultura científica es conocer las profundidades de la mecánica estadística.
    No hay incultos de ciencias e incultos de letras, hay incultos. Las etiquetas son excusas.

    PD. Discrepo en que las letras no responden al método científico. Historiadores, filólogos, etc., sí aplican el método científico a sus investigaciones.

    ResponderEliminar
  31. Querido Rafael,

    es cierto que "los de letras" en ocasiones (y algunos siempre) somos petulantes, pero no es exclusivo, también los de ciencias. La petulancia es de los intelectuales en general, no de las diferentes disciplinas, y ni unos más ni unos menos.

    Los de ciencias también "suelen exhibir con cierta petulancia su superioridad cultural", de la misma y exacta forma que los de letras. Lo que sucede es que los intelectuales de letras son más populares (tienen muchos más blogs, van a más congresos (o se sabe más sobre ellos, mejor dicho) se conocen más sus ideas y comentarios en los diarios, etc).

    De igual manera que los de letras desprecian a las ciencias porque dicen que no las entienden, los de ciencias desprecian a los de letras porque dicen que éstas no sirven para mucho en el mundo, que lo de ellos sí que trasciende. Es exactamente lo mismo de un lado que del otro, totalmente igual. Como ya señalas.

    Ahora, dentro de los de letras no todos desprecian a los de ciencias. Considero que solamente los sumamente ignorantes, o los muy j+ovenes que aun no se han formado un criterio, lo hacen. Yo realmente conozco muy pocos de letras que desprecien a las ciencias, y viceversa.

    Ahora, dentro de los de letras está los que se dedican a la ciencia: la semiótica, por ejemplo, que está emparentada con las matemáticas enormemente.

    Tal vez, la confusión es que la definición de "cultura" está mal interpretada y no se toma como "todo lo que el hombre hace", sino como "intelectualidad", dos cosas diferentes.

    No estoy de acuerdo en que cuando un adulto "utiliza como argumento 'es que soy de letras' o 'es que soy de ciencias' " sea para "justificar su ignoracia en alguna materia y demostrar haber perdido su interés por aprender y su curiosidad intelectual".
    Un intelectual no pierde jamás su interés por aprender ni su curiosidad en la materia que le interesa que comúnmente es lo que le ayuda para su crecimiento como profesional en su materia. Ni tampoco necesita justificar nada porque es obvio que si es de ciencias no tiene por qué saber de lingüística cognitiva o de narratología o de géneros literarios. Un intelectual -ni nadie- lo puede saber todo ni de su propia especialidad y apenas da tiempo, en toda una vida, para saber lo más posible referente a lo que hacemos, sean las letras o las ciencias o la política o las ciencias sociales o las comunicaciones, etc.

    ResponderEliminar
  32. q tiempos aqllos en que los símbolos tenían correspondencia con sílabas. y donde los menospreciados ahora contables o contadores eran de ciencias y de letras al mismo tiempo, igual te contaban un cuento, que las minas de plata de cerveza que costaba una buen y hermoso exclavo, que o te miraban el hígado de la oveja y te vaticinaban las hostias que te iba a dar la parienta por meterla en casa un competidor, y de paso te vaticinaban un eclipse, para arrojarte a la cara sus saberes en fin sigue siendo igual, pero de otra manera.

    ResponderEliminar
  33. El otro día discutia con mi novia sobre este mismo tema, yo soy una persona "de ciencias" he estudiado matemáticas e informática.Yo no fui buen estudiante en el instituto por que no me interesaba lo más mínimo la historia de la que me hablaban, no entendía el tener que interpretar un poema de la misma manera que lo hace el profesor de turno.
    Me gusta leer pero no que me obliguen a leer un libro concreto, me gusta ver un edificio barroco pero no me interesa saber el tipo de columna más usada en esa época.
    Hay gente a la que nos gusta decidir que queremos aprender y que no y no tenemos que ser unos incultos por ello.

    ResponderEliminar
  34. Anonimo como los grandes escritores19 de febrero de 2009, 18:19

    Para Angela:

    si, soy uno de esos que piensan que el conocimiento cientifico es superior al artistico.

    Creo de verdad, que conocimientos sobre energia, transporte, investigacion y demas normas que rigen nuestra vida son mas importantes e influyentes que saber sobre estilos y epocas del pasado, o relacionar artistas con corrientes etc.

    Creo de verdad que la ciencia mira al futuro y las letras al pasado.

    Creo que mucha gente acaba en letras por no poder con las ciencias y casi nunca al reves.

    Creo que un cientifico sabe mas de letras que uno de letras de ciencia, decir que en letras tocais las ciencias por hablar de materiales, o estructuras geometricas de las puertas es la misma tonteria que decir que se tocar el piano por tener un teclado casio en casa. Geometria de andar por casa, y estudio de materiales superfluo, no creo que os metais a ver si el acero es perlitico o martensitico, si es necesaria la austenizacion o a lo mejor no es soldable con haz electrico, si no mas bien... el barro es pegajoso y se seca, por lo que haciendo una boveda semiesferica (aqui introducen un formulon del volumen de la esfera que se sabe todo el mundo desde 2º de egb) aguanta las fuerzas del techo (ojo aqui diagrama de esfuerzos parecido al de la mesa de la cocina, complicacion 0)

    Si opino de esto, es porque lo veo muy de cerca, y veo como a la gente que le pones delante 2*x= 5 se asusta y a la que le dices, estas catedrales con esas agujas son goticas? pues no se asustan.

    En definitiva, genial que defiendas tus conocimientos, derecho al pataleo tenemos todo, pero tooodo lo que te rodea se consigue con ciencia, el ordenador que usas, la radio, el coche, el asfalto, toda tu ropa, el boli con el que escribes y nada de eso con "letras" que para mi son solo, para disfrutar del tiempo libre, musica, literatura, arte, historia, placeres para el tiempo libre, no para dedicarles una vida.


    PD: todas las faltas de ortografia estan realizadas a posta, dado que usando tu logica aplastante, como ninguna de estas palabras es mi nombre no tengo porque escribirlas bien.

    PD2: para petulante yo :D

    ResponderEliminar
  35. El talante del participante que aquí defendió las ciencias, el talante en muchos "de ciencias", es una moda, llamémosla "religiosa" más, dependiente de una filosofía (no explicitada por lo normal), de una forma histórica filosófica, diríamos.

    Me refiero por ejemplo a cuando se dice, con quizás cierta ambición "comparativa", que "las teorías son eternas", que "no importa la historia"… y esas cosas. Con ello lo que se hace es proclamarse en parte heredero, deudor, del secular desprecio por aquel "mundo sublunar" que creo que podríamos bautizar "de los clásicos griegos" (el tópico de la historia de la filosofía).

    Esta clase de defensores de la ciencia son personajes directamente filosóficos que están un poco ahí para que la historia de la filosofía siga su curso con todas las de la ley, encarnando, las más de las veces, las más absurdas posiciones imaginables.

    Ahora, una explicación que se me ocurre para aclarar todo esto:

    Entre la eternidad de un hecho histórico y la eternidad de una fórmula hay una diferencia en cierto sentido banal. Pero se pretende que las fórmulas y las técnicas tengan más consecuencias para lo que nos rodea, en un claro desprecio por el mundo sublunar ¿desprecio de qué? De política, leyes, del colectivo de humanos y no-humanos… que recibe o deja de recibir y comprar aparatejos, etc. etc. Se trata de una moda "religiosa", como decía (religiosa porque no pueden salir de ahí, está en sus carnes, incorporan tal personaje, "son historia").

    Ambas cosas son irrepetibles.

    Cuando sucede un "hecho histórico" ha sucedido, no puedes hacer ya nada más en cuanto a que haya sucedido, es tan eterno y ya para siempre ahí como una fórmula.

    Igual con la fórmula.

    Hacen mella.

    El hecho de alegar que unas producen más que otras es un ejemplo más de desprecio del mundo sublunar.

    Entonces:

    1. Las fórmulas también "suceden". Igual que en los hechos de la historia la gente se esforzó, y mucho, en cuerpo y alma, para ciertas cosas, con ciertos modos, o si queréis, digamos, "consciente o inconscientemente", para tales o tales consecuciones históricas, que dan resultados "para bien y para mal", igual que en ese caso, los matemáticos y/o los físicos se esfuerzan para incorporar nuevas realidades de y en su en parte restringida "sociedad ilustrada".
    Por cierto, en cuanto a la posibilidad y la potencia de actuación de los depurados entes que matemáticos y físicos pueden llegar a albergar en laboratorios y prácticas matemático-técnicas: depende entonces de una relación de "independencia". Y cuidado, es una relación, sigue siendo una relación, conseguir independencia es conseguir un modo de relación: con ese por ejemplo "no me toques las matemáticas", que en parte hereda un "abajo el mundo sublunar". ¿Por qué? Porque le vuelve la espalda a que se trata de una consecución política, a que la ciencia y la técnica son de hecho una política (que además hoy hay que tener mucho cuidado con ellas por las conexiones con el funcionamiento capitalista).

    Los modos en que esas cosas consigan o no vivir y/o tener consecuencias en la política de afuera de la comunidad científica son objeto de una historia muy interesante donde no hay en absoluto ninguna separación entre ciencias y letras, sino una ciencia de la ciencia. Existe la "ciencia de la ciencia", y entre las miles de páginas que hay en estudios de ciencia, tecnología y sociedad encontraréis estas cosas (una buena guía es Bruno Latour*).

    2. Las fórmulas dependen de la forma que tengan, en un momento dado, las técnicas matemáticas y los conceptos al uso que las rodean (y la relación o no-relación entre ambas cosas).

    La fórmula de Einstein sobre la masa, cuando quizá sepamos pensar, en el futuro, de forma más "relativista", esto es, precisamente de forma más ajustada a la relatividad, esto es, más por "acontecimientos", no nos dirá en absoluto lo mismo. Su eternidad habrá cambiado.

    ¿Y qué pasa con los hechos históricos?

    Igual con un hecho histórico: pese a que no lo podamos cambiar, sí cambiará su haber-sido sí o sí, su eternidad. Comprendiéndolo más a fondo en tanto acontecimiento seguro que nos dice cosas muy diferentes.

    Y el hecho histórico de la existencia de la moda religiosa seudo-científica que no se piensa en tanto personaje histórico filosófico nos dice mucho sobre el modo de relación que lleva esta especie y estos aparatos, tecnologías, procesos, etc. sobre nuestro planeta.

    Estamos, o debemos estar, en una nueva época de "las ciencias", donde tenemos que saber analizar esos personajes.

    La new age, para desazón de los personajes históricos, ha llegado :) , para bien y para mal.

    :)



    * http://mesetas.net/?q=node/405

    ResponderEliminar
  36. Eurípides, Sófocles y Esquilo10 de diciembre de 2010, 19:11

    Un texto buenísimo. Estudio filología clásica y por lo que he visto, mientras que los de letras suelen interesarse más por los asuntos de ciencias (acabo de volver de una conferencia en físicas, la mayoría de los de ciencias desprecian y tachan de inútiles todas las disciplinas literarias.

    Por cierto, para el último anónimo, los de letras apenas raspamos las ciencias en nuestros estudios, pero eso va en ambos sentidos, vosotros tampoco sabéis mucho más de literatura (por ejemplo) que lo poco que se da en clase.

    Para terminar (que me está quedando largo) creo que es un error separar ciencias y letras, son conocimientos y ambos son humanos y por tanto igual de importantes, no podemos vivir sin las ventajas que la ciencia nos ofrece a diario, pero no me imagino un día sin libros, música o filosofía.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...